Nuevo sistema de alerta para enfermedades víricas

Desinfecta a las personas que pasan por el dispositivo y avisa si su temperatura es alta.

El Campus Universitario de Lorca en colaboración de Ingeniería de Ozono, SL han presentado un prototipo de nueva tecnología para la detección de enfermedades en cuestión de segundos. Se trata de sistema pionero en España compuesto por una cámara ozonizada de unos 6m2 de superficie equipada con cámaras térmicas dónde se detecta la temperatura de la persona y mediante ozono se elimina todo tipo de virus.

Este proyecto nace para dar respuesta a la necesidad de medidas de protección de focos de contagio . Tiene como objetivo frenar y minimizar las posibilidades de contagio entre personas en espacios y recintos públicos y concurridos.

El prototipo permite en un primer estadio la desinfección preventiva de las personas que acceden al recinto a través de un tratamiento específico de ozono en dosis y tiempo de exposición inocuos. Según Federico Fábregat, responsable de Acisa, “una vez que pasan las personas por el dispositivo, su ropa, útiles, cara y manos quedan desinfectadas y no tiene efectos secundarios”. La cámara es termográfica y es capaz de detectar la temperatura de las personas. “Cuando pasa alguien con una temperatura superior a los 37,5 ºC una alerta indica que esa persona puede estar afectada por algún tipo de patología”, en cuyo caso se pondría en conocimiento de los servicios de emergencia.

APLICACIONES:

A la entrada de:

  • Hospitales
  • Aereopuertos
  • Centros Educativos
  • Edificios Oficiales

Qué és el ozono

El ozono (O3) es la forma triatómica del oxigeno (O2) y está cargado negativamente. Esencialmente es un gas natural compuesto por 3 átomos de oxigeno y es el desinfectante natural más eficaz y rápido que se conoce.

El ozono es el desinfectante de la Madre Naturaleza

Gracias a los rayos ultravioletas del sol, el oxígeno se transforma en ozono en las zonas superiores de la atmósfera. Como las moléculas de ozono son más pesadas que el aire tienden a caer, purificando la atmósfera a medida que descienden. Si en su descenso el ozono encuentra vapor de agua, forma peróxido de hidrógeno, un componente del agua de lluvia. Esta es la razón por la que las plantas crecen mejor con agua de lluvia que si las regamos con agua subterránea.

Aunque el ozono es un gas incoloro, en la parte alta de la atmósfera dada su alta densidad adquiere un tono azulado, responsable del color azul del cielo. No olvidemos que sin la protección de la capa de ozono no existiría vida en la tierra.

Tras realizar su función desinfectante, se convierte de nuevo en oxigeno, no se puede acumular ni envasar, y tiene un corto tiempo de vida, no deja residuos y es respetuoso con el medio ambiente.

El Ozono es un potente oxidante utilizado mundialmente en procesos de oxidación avanzada en el tratamiento de regeneración y depuración de aire y agua.

Dada la carga positiva de los microorganismos patógenos el Ozono es atraído hacia ellos destruyéndolos de forma casi inmediata.

Su alto poder oxidante elimina parásitos, virus, bacterias, priones, hongos, mohos, esporas y otros muchos microorganismos y contaminantes en segundos.

Según la FDA (organismo regulador de alimentos y medicamentos en  América) el ozono acaba con el 99,9992% de todos los patógenos conocidos cuando se insufla en agua. Dado que el cuerpo humano está constituido por un 70% de agua, resulta evidente que el ozono es efectivo en la eliminación de toda clase de patógenos del cuerpo.